La Compañía de Seguros Demandó con Exito Para Rechazar al Colocar-Pinto contra AllState

Este último año, Wingate, Russotti y Shapiro eran acertados en ganar uno de los casos de la mala fe del seguro reciente principal en el estado de Nueva York. La acción fue comenzada después del ensayo del caso del Pinto del demandante Carmella en la corte civil, el condado de Richmond. Carmella sostuvo un disco que se bombeaba en su parte posteriora más baja con daño del nervio como resultado de un accidente de coche. La responsabilidad fue concedida por el demandado.

Mientras que el jurado deliberaba, llegó a ser evidente que habría veredicto de un demandante, bien en el exceso de la póliza de seguro de $100,000 de Allstate del demandado conductor. Esto fue revelada por una pregunta del jurado a la corte y un veredicto incorrecto real de $210,000, que incitaron a juez de ensayo volver el caso al jurado para continuar deliberando.

A pesar de una pérdida cierta, Allstate nunca levantó su oferta de $30,000 al demandante. El veredicto vino adentro para $350,000 en el favor del demandante. Después de que el término de apelación afirmara el veredicto para el demandante, Allstate pagó a sus $100,000 para la política, y WRS presentaba el juego en la corte federal para que la denegación de la mala fe de AllState para coloque el caso. WRS intentó recuperar el resto del veredicto $350,000 de la compañía de seguros aunque éste estaba sobre el límite de política $100,000 del conductor de los asegurados.

WRS alegó que Allstate actuaba en la mala fe no ofreciendo colocar el caso para $100,000 en un momento en que sabía que el jurado encontraría en exceso de esa cantidad. La base jurídica de una demanda de la mala de fe en Nueva York es que el asegurador actuaba con una indiferencia gruesa a sus asegurados en el rechazo colocar un caso para los límites de política, en un momento en que está claro que lesión autoriza esto, que un veredicto en el exceso de la política es probable y el demandante ha exhibido una buena voluntad de aceptar los límites de política. Para el final del ensayo del pinto en la corte civil, todos estos factores existieron; con todo Allstate rechazó bullir.

Después de descubrimiento extenso en la acción legal federal, WRS opuso sin éxito un movimiento de Allstate para el juicio sumario. La corte de ensayo encontró que el demandante no resolvió el estándar muy duro de demostrar que existió una aplicación el hecho con si Allstate actuaba "gana en total indiferencia" a los intereses de su conductor de los asegurados. WRS abrogó al segundo tribunal de apelación de circuito, solamente un paso lejos del Tribunal Supremo de los Estados Unidos.

El tribunal de apelación invirtió la decisión de la corte más baja y pidió un ensayo. La súplica, discutida por Phil Russotti y escrita por William Hepner y Sr. Russotti convenció el segundo circuito del error del razonamiento de la corte más baja. Una aplicación el hecho existió claramente si Allstate actuaba con indiferencia gruesa. Después de que perder la súplica Allstate finalmente colocara el caso para $325,000 adicionales sobre los $100,000 que había pagado ya, trayendo la recuperación a un total de $425,000 en un caso en el cual el conductor tenía solamente $100,000 en cobertura de seguro. El caso del Pinto ahora es uno de los casos principales en pleito de la mala fe del estado de Nueva York para las acciones de los daños corporales y es probable un golpo psicologico significativo a una compañía de seguros que ponga discutible los activos de sus propios asegurados en el riesgo.

< anterior | mas >